Con respecto a las técnicas de eliminación convencionales (scrubber químicos, carbones activos, termo-oxidación) el proceso se caracteriza por el bajo impacto ambiental (ausencia de productos químicos a eliminar, efectiva transformación de las substancias contaminantes y no simple transferencia a un soporte adsorbente, bajo consumo energético) y bajos costes de gestión.

Los sistemas biológicos son eficaces para el tratamiento de compuestos inorgánicos así como para el tratamiento de compuestos orgánicos.

Estos sistemas son los más utilizados para remover los olores producidos en depuradoras de agua y en instalaciones de tratamientos residuos sólidos urbanos (compostaje y digestión anaeróbica).

Como hemos visto los sistemas biológicos tienen muchas ventajas. Por esta razón se ha generado una intensa actividad de investigación para extender su empleo también al sector industrial. Este proceso ha implicado la mejora de los procedimientos, así como el empleo de nuevos soportes filtrantes.

AirClean ha realizado instalaciones de tratamiento biológico en los siguientes sectores: alimentación, industria del plástico, fundiciones, industria papelera, tratamientos superficiales, transformación de residuos animales.

Existen distintos tipos de sistemas biológicos. Recientemente han sido clasificados en tres familias: biofiltros, biotrickling y bioscrubber.

En base a un estudio sobre las características de cada aplicación especifica, AirClean puede proponer el proceso y el soporte más adecuado, incluyendo algunas tecnologías patentadas.

Familias de sistemas biológicos para el tratamiento del aire