Este sistema prevé la transferencia de las partículas de polvo del aire al agua.

Para limitar la cantidad de residuos contaminantes producidos, es esencial separar el agua de los polvos, con el fin de poder reutilizar el agua para un nuevo ciclo de lavado.

Las diferentes tecnologías se distinguen por el método de contacto entre gas y líquido y por el sistema de separación utilizado.

Scrubber a lechos flotantes

En los scrubber a lechos flotantes los cuerpos de relleno están representados por esferas cóncavas mantenidas en continuo movimiento por el pasaje de aire.

Gracias al frotamiento continuo de los cuerpos de relleno los unos contra los otros se obtiene la separación de los polvos captados en fase humeda por el gas, previniendo el riesgo de apelmazamiento.

Los scrubber a lechos flotantes se utilizan muy a menudo en el tratamiento previo del aire en las instalaciones de compostaje, en las cuales el problema fundamental es el apelmazamiento de los scrubber debido al biofouling.

Además, es posible añadir como un aditivo a la solución de lavado un reactivo acido para la remoción del amoniaco.

Se acelera el aire a desempolvar de manera que se pueda garantizar un mayor contacto entre el aire mismo a desempolvar y el agua utilizada para la captación de las partículas contaminantes.

La ventaja de este sistema es la de no presentar riesgo de obstrucción: sin embargo la energía necesaria para el funcionamiento es superior con respecto a la energía necesaria para sistemas a húmedo flotantes o sistemas a secos, como los filtros con mangas.

Tratándose de un sistema a alta energía, es a menudo idóneo también en las captaciones de polvos de grano muy pequeño.

Scrubbers Venturi

Se utilizan normalmente los scrubber Venturi como tratamiento previo al desempolverador, antes del scrubber estáticos para la remoción química (oxidación química) de los contaminantes.

Se utilizan normalmente los scrubber Venturi como tratamiento previo al desempolverador, antes del scrubber estáticos para la remoción química (oxidación química) de los contaminantes.

Particularmente crítico resulta el sistema de separación de los polvos una vez pasados a la fase liquida: en las aplicaciones industriales se pueden realizar sistemas automáticos de separación basados en filtros tipo tamiz o separadores gravimétricos.